Si quieres actualizar tu currículum a las demandas actuales de las empresas y conseguir que no pase desapercibido te recomendamos que sigas los siguientes consejos.

Actualmente no existe la estructura de currículum perfecta eso depende de muchos factores, como el sector profesional donde te gustaría conseguir el puesto de trabajo. Por ejemplo no es lo mismo presentar un CV de diseñador gráfico que de psicólogo, ya que en el primero de los casos tendrán muy en cuenta que se presente un portfolio donde aparezcan los mejores diseños que has realizado.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de diseñar nuestro currículum es la estructura y la información que queremos destacar, siempre que pongamos algo tiene que ser un valor añadido.

Los apartados que recomendamos que aparezcan en el currículum son los siguientes:

  • Datos personales: nuestro nombre y apellidos, el número de teléfono, el correo electrónico y la fecha de nacimiento.

Los siguientes tres apartados se recomienda que se ordenen de la forma más inteligente posible, si se quiere destacar primero los logros o la experiencia laboral antes que la formación se puede hacer, siempre y cuando aporte valores positivos.

  • Formación: se debe poner la formación más alta que tengamos. Es decir, si tenemos una carrera universitaria no es necesario poner la ESO o el Bachillerato. También es recomendable que se desglosen algunas competencias que se hayan adquirido durante la formación, ya que esto ayudará a destacar tus puntos fuertes.
  • Experiencia laboral: en este bloque se debe poner la experiencia laboral que se tenga, es recomendable seguir el siguiente orden: Empresa, cargo, tiempo y funciones (aproximadamente 4 o 5). Las experiencias prácticas o los voluntariados (este último es especialmente valorable en algunos sectores) se pueden incluir perfectamente.
  • Logros: si podemos cuantificar los logros o desglosar los objetivos cumplidos se pueden incluir en este apartado.

Es recomendable que los siguientes apartados se incluyan, ya que aportarán un valor añadido a nuestro currículum. De igual manera se podrá alterar el orden, aunque es recomendable que el apartado de otros datos de interés vaya en último lugar.

  • Competencias/Habilidades personales: se desglosarán las características personales que tengamos, siempre hay que incluir las características que más casen con nuestro ámbito profesional.
  • Idiomas
  • Competencias informáticas: se incluirá los softwares específicos de nuestra rama profesional y que dominemos. Este bloque puede ser especialmente interesante para los diseñadores, ingenieros, fotógrafos, administrativos…
  • Otros datos de interés: en este apartado se describirá algunos aspectos que sean destacables.

Por último, la extensión no deberá ser superior a dos páginas y la información debe ser clara y concisa; hay que evitar las aglomeraciones de texto. Por esto también es muy recomendable tener en cuenta la creatividad y el diseño a la hora de presentar toda esta información, ya que es un factor que hará que nos diferenciemos bastante del resto de los CV tradicionales. Usando la creatividad podremos presentarlo de forma atractiva y diferente.

Otros aspectos a destacar:

  • La fotografía debe ser actual y lo más profesional posible, siempre a color y en tamaño DNI.
  • Cuidado con la ortografía: no se puede tener ninguna falta de ortografía, esto provocaría un rechazo inmediato.
  • No es necesario incluir documentos acreditativos, a menos que lo soliciten expresamente.
  • Juega con el diseño.
  • Si tenemos un perfil en alguna red social profesional es muy valorable que lo pongamos, al igual que si tenemos un blog personal.
  • Cuidado con el uso de los colores puede provocar que el resultado sea muy infantil.
  • No mientas, esto es muy importante. Se puede destacar los puntos fuertes, pero nunca mentir.

Te recomendamos que sigas nuestros perfiles en redes sociales: Facebook Twitter, donde iremos difundiendo todo el contenido que vayamos publicando en nuestro blog y otras muchas cosas.

Y tú qué opinas ?